¿Por qué cocinar con niños?

¿Por qué cocinar con niños puede tener beneficios para su desarrollo?
Un estudio realizado por el Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos (INTA) plantea que en Chile el 70% de los niños y niñas sufrirán obesidad a corto plazo.

Bajo un escenario tan alarmante como este, desarrollar el hábito de la alimentación saludable en la infancia es urgente. Como padres o adultos responsables de la crianza, es indispensable preparar alimentos que aporten a la salud de nuestros niños y niñas, tarea que puede llegar a ser muy desafiante. Afortunadamente, hoy existen múltiples formas de reemplazar ingredientes, para convertir aquella receta favorita de nuestros hijos, en una versión más saludable y de mayor valor nutricional, como por ejemplo, reemplazar lácteos por bebidas vegetales.

Favoreciendo un desarrollo integral
Cocinar con los niños, no sólo es beneficioso desde el punto de vista de su salud. ¿Sabías que al cocinar con tu hijo/a estás contribuyendo a su desarrollo? 

Desde las neurociencias, se ha descubierto que para favorecer el aprendizaje es necesario vincularse con la motivación, esto sumado a la necesidad de experimentación a temprana edad, convierte a la cocina en el escenario perfecto para generar aprendizajes significativos en niños y niñas.

Galletas crudiveganas de chocolate
– 1/4 de taza de residuo leche de coco hecho en MioMat
– 1/2 taza de pipocas de quinoa
– 2 plátanos maduros
– 1 cucharadita de aceite de coco
– 2 cucharaditas de cacao amargo en polvo

Pedirle a tu hijo/a que corte el plátano en rodajas, para esto recomiendo un cuchillo mantequillero con poco filo, el plátano es bastante fácil de cortar. Poner el plátano en rodajas en un bowl y agregar el cacao y el aceite de coco líquido. Aplastar con la ayuda de un tenedor hasta formar una pasta homogénea y luego agregar residuo de leche de coco y pipocas de quinoa.Puedes agregar más ingredientes secos si la mezcla está muy líquida, y verter en moldes de silicona. Llevar a refrigerar por 1 hora y servir. Conservar en refrigerador.

Para una infancia en pleno desarrollo sensoriomotriz, es fundamental la experimentación con las texturas, formas y colores, oportunidad que podemos brindar a través de la manipulación de los alimentos que cocinamos y el contacto con los utensilios que puedan entrenar habilidades de motricidad fina y coordinación óculo manual. Por otra parte, el mostrar y nombrar cada uno de los ingredientes está contribuyendo directamente al desarrollo del lenguaje, y ampliando su vocabulario de una manera lúdica y eficaz. Además, al estimular la habilidad para cocinar una receta, estamos favoreciendo el desarrollo cognitivo y la capacidad para comprender y seguir instrucciones.

Desarrollando el vínculo de apego y el bienestar socioemocional
Tan sólo al compartir la experiencia de cocinar, estamos fomentando la autoconfianza, la autoestima, y la autonomía, todas habilidades que favorecen el bienestar socioemocional y desarrollan el vínculo de apego con nuestros hijos. En este sentido, la Miomat facilita bastante la tarea, ya que hace menos peligrosa y sencilla la actividad, aportando en gran medida a vivir una experiencia exitosa para disfrutar en familia. 

¡Atrévete a involucrarlos en la cocina, y experimentar los beneficios de esta experiencia!

Denisse Bonnefoy _ Madre de Luciana (3 años), Educadora Diferencial, Instructora de Yoga Infantil y creadora del blog  @be.vidavegetal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s