#SerExCarnívoro – Cap 1

Llevo 140 días sin comer carne.

140 días en los que he tenido emociones bipolares hacia el consumo de carnes adquiridas en fabricas. Estoy de acuerdo con la cadena alimenticia. Si los sureños van a consumir carne de un cordero que matan en sus tierras, lo acepto. El animal vivió libre y probablemente feliz en comparación a las pobres víctimas que viven encerradas producto a la globalización y consumo incontrolado de carne por parte de todos nosotros.

Es una actitud y pensamiento que he adquirido durante este último tiempo. Me falta mucho por conocer sobre la explotación y consumo animal, y no estoy libre de ser uno más de esta sociedad.

Es cinismo por parte mía decir que soy un ser de luz y que toda mi vida gira en torno a los CrueltyFree, pero no es así. Sigo utilizando zapatos de cuero, bolsos de cuero y quizás muchos productos más que contengan producción animal, como el queso rallado que compro en el super.

Pero esto es paso a paso. Aún no puedo dejar de consumir chocolate, que proviene de la leche, pero sí dejé de beber lácteos. Pero consumo crema, entonces, me contradigo en muchos sentidos.

Es un proceso y es que antes fui un carnívoro que no soportaba pasar más de 2 días sin comer algún tipo de lo que alguna vez fue un delicioso y necesario alimento para mi cuerpo. Hoy en mi mente, no es más que un producto de consumo globalizado por los empresarios adictos al poder, lleno de hormonas y químicos.

La carne es fuente de placer, hambre, lujuria, necesidad, carrete y mucho más.

Si uno piensa en un partido, automáticamente ves el asado.

Si planeas hacer una junta con amigos, tu estomago se adelanta y reclama por el  asado.

Después de fumar marihuana el estomago ruge como las multitudes manifestándose por las amplias Alamedas y le grita a la mente ¡McDonald’s! Algo peor aún. Porque eso no es carne. Eso es basura pura.

De todas formas, el criticar estos comportamientos, de los que yo fui muy muy MUY participe alguna vez, me hace ser intolerante y por sobre todo inconsecuente. La tortura animal es un hecho. Es algo de lo que soy participe día a día al usar mis bototos, al usar mi bolso o al comer un chocolate. Soy participe al usar un chaleco de lana y soy participe en todo sentido. Pero es algo que tengo en mi ser y de verdad, quiero remediarlo.

He dejado la mayoría de los lácteos. He dejado de comer carnes rojas y blancas. Aún no dejo todo tipo de peces ni mariscos.

No puedo decir que me alimentaré éticamente, aunque sea lo que más deseo, ya que esto involucraría a todas las fabricas que explotan no sólo a animales, sino que también a personas, naturaleza, pueblos y culturas enteras. Sé que algún día lo haré. Mientras, comenzaré un proceso lento, lleno de nuevos conocimientos y vivencias, que cambiarán mi mente, mi cuerpo y por sobre todo, mi salud.

Comenzaré a reemplazar alimentos en mis comidas.

Reemplazaré las proteínas con más legumbres. No sobre cargaré mi cuerpo con masas y sobre todo pastas.

Si antes consumía azúcar, hoy trataré de consumir endulzantes naturales o miel proveniente de artesanos y emprendedores.

Reemplazaré la harina tradicional por una integral, también lo haré con el pan, las leches serán vegetales, mis jugos serán de frutas y verduras en prensado en frío.

Haré lo posible para beber alcohol libre de azúcar (lo que será muy muy muy difícil)

Reduciré mi cuota de cigarrillos. Hoy es viernes 13 de mayo del 2016.

Peso 77kg.

Mido 1,69cm

Fumo, sí!

Bebo alcohol, sí!!

Tengo problemas con la digestión, también.

andreandresillo

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Markne dice:

    Como carne, aveces tomo leche, no conzumo azucar ( en jugos, té, café).
    Soy de las personas que piensa que gracias a muchos de los alimentos intervenidos quimicamente, son los que ns han hecho daño en nuestro organismo.
    Ahora todos somos intolerante a la Lactosa, o enfermos de colón irritable.
    Deje hace 5 años de hecharle 3 cucharadas de azúcar al té o café. Cuando me ofrecen siento que les hecharon un kilo de azúcar ( me da asco).
    Pretendo dejar así mismo la sal.
    No soy de las que abusa de la carne, sólo cuando mi organismo lo pide( cn suerte 2 veces al mes).

    Hay q comer sano, por nuestro organismo!!!!! Y no abusar de los elementos…
    Aguante Amigo!!! De a poco se empieza 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s